Bienvenido, Únete al foro? Registro  
Asentado de navaja barbera
#1

Un brevísimo vídeo donde muestro cómo se asienta una navaja barbera o al menos cómo lo hago yo.
La navaja protagonista del vídeo es mi inseparable Friedr. Herder Abr. Sohn, 49 y el asentador es de Noel del Hierro (cordovan).
A ver si le resulta útil a alguien.

Asentando una navaja barbera

Saludos.
­­­­­­­­­­­
_______________________
Menos por menos es más.
Responder
#2

Que placer volverte a leer y ver tus vídeos , amigo

El futuro ya no es lo que era
Responder
#3

Gracias por el vídeo, tuve esa duda sobre la presión de la navaja sobre el cuero, me preguntó si cuando la navaja suena se está asentado bien o por el contrario se está haciendo mal?

Enviado desde mi Redmi Note 6 Pro mediante Tapatalk
Responder
#4

Excelente vídeo Fernando, saludos.
Yo solo sé que no sé nada.
Sócrates
Responder
#5

(17-11-2018, 20:03)GozmenLei escribió: Gracias por el vídeo, tuve esa duda sobre la presión de la navaja sobre el cuero, me preguntó si cuando la navaja suena se está asentado bien o por el contrario se está haciendo mal?

Enviado desde mi Redmi Note 6 Pro mediante Tapatalk

Con esta navaja (muy vaciada) y sobre este asentador (muy fino y liso) se nota bien que cuanto menor es la presión con la que pasa el filo por el cuero más agudo es el sonido. Si la presión es demasiada el sonido es más apagado, más grave. Lo importante es al principio ir notando en que punto el filo está cerca de despegarse del cuero mientras que el lomo sigue apoyándose con firmeza sobre él y esa es la posición correcta. Un poco más de presión tampoco es para morirse pero se tiende a redondear el filo. Lo importante es hacerlo bien con cada pareja de navaja y asentador, notando ese punto de próximo despegue y luego la memoria muscular hará el resto, no hace falta pensar en ello, sale en modo automático máxime si, como yo, siempre se usa la misma navaja (u otras con hoja similar) y el mismo asentador. ¿Cómo sabes si lo haces bien? Pues porque la navaja no solo no pierde capacidad de corte sino que incluso se va haciendo más suave y noble con el uso. Esta Herder solo ha visto cuero del asentador desde que la afilé y cada vez me gusta más. Lleva ya 140 afeitados y lo que te rondaré, morena...
­­­­­­­­­­­
_______________________
Menos por menos es más.
The following 6 users Like VerdaKrajono's post:
   cybermendi, fredyx, GozmenLei, Macmody, PACO GALAN, Ramon_Caratejon
Responder
#6

Muchas gracias por la info, si es increíble que cada navaja suena diferente, solo tengo un asentador, he ido aprendiendo poco a poco usándolo.

Enviado desde mi Redmi Note 6 Pro mediante Tapatalk
Responder
#7

Buen video. Desde que empecé con esto intento asentar sin presionar nada la navaja, ni lomo ni filo, esto segundo por evitar dejar el filo romo. Tendré que probar a darle un poco de presión al lomo.
Una cuestión, existe diferencia en asentar a lo que llamas velocidad normal a hacerlo despacio. Al empezar, por miedo a dañar el asentador se tiende a realizar los pases muy despacio y no sé si eso afecta a la eficacia del mismo.
Responder
#8

Asentar es muy sencillo pero se han de tener ciertas consideraciones.

Tan solo debe pasar la navaja con movimientos suaves y no demasiado largos por el asentador.
Es muy importante no presionar porque de lo contrario se estropea el filo.
Tan solo debe aplicarse la suficiente presión para que la navaja se deslice tocando toda ella el asentador.
Por lo tanto en su forma más básica, asentar no puede ser más sencillo. Todo lo que se hace es arrastrar una navaja, con el lomo por delante, sobre el cuero.
Hay dos aspectos muy importantes:
En primer lugar está el agarre o sujeción de la navaja: Usted debe mantener su navaja entre el dedo índice y el pulgar por la espiga o el vástago, este es el agarre recomendado en los manuales de barbero. Algunas personas creen erróneamente que el pulgar debe estar en lo alto de la espiga cuando la barbea esté plana sobre la correa de cuero, es decir, sostienen la navaja por los lados o laterales de la espiga o vástago.
La consideración principal, de cómo llevarlo a cabo, es que cuando se finaliza el recorrido del pase de un lado de la navaja por el cuero, gire hacia fuera la navaja para comenzar el recorrido de retorno, la vuelta debe hacerse sin utilizar ningún movimiento de la muñeca apreciable. Esta es una habilidad que se aprende, y resulta difícil al principio, pero es fundamental para maximizar la efectividad al asentar.
En cuanto a realizar el asentado de la navaja sin accionamiento de la muñeca debe ser practicado extensivamente antes de poner la navaja en el asentador. Tenga mucho cuidado y asegúrese que su navaja de afeitar se mueve ligeramente, sin presión en la dirección de su movimiento antes de asentar y que el borde del filo de la navaja toca el cuero. Asimismo, asegúrese de que levanta el filo del asentador antes de detener o revertir el pase. De este modo no sólo no dañara la superficie de su asentador, sino que también protegerá el filo de la navaja.
Para asentar, necesariamente se requiere aplicar una ligerísima presión con el fin de ser más eficaz, pero solamente para acariciar el cuero. El ejercer mayor presión sobre la navaja puede ser perjudicial y más si se aplica de manera incorrecta. La correa de cuero debe estar tensa. No trate de mantenerla perfectamente plana, pero la flexión o lo que cede debe ser controlado. La presión debe ser aplicada a través del lomo de la navaja y de modo que no se desvíe o separe el asentador precisamente en el lomo. Si se aplica presión en el filo, el lomo se levanta y puede girar, y por lo tanto dañarse el frágil filo de corte. Durante el aprendizaje de la técnica adecuada de asentado, el dañar la superficie del asentador es, por desgracia muy frecuente o casi seguro. Debido a esta probabilidad, resulta muy conveniente practicar, ya sea con una navaja no demasiado afilada como para dañar la correa de cuero o un cuchillo de mantequilla común. Esta es la razón por la que se recomienda que los principiantes compren asentadores baratos o usarlos de ballesta dado que los componentes de cuero se puedan cambiar fácilmente y ser reemplazados por otros.
Como conclusión y resumen el rasgo o trazo de asentado es una parte esencial del afeitado con navaja de afeitar en cuanto al método de asentado, lo aconsejable es utilizar el viejo método de barbero de inclinar ligeramente la hoja para conducir con la punta y volver con el talón, manteniendo el ángulo. Esto le da automáticamente el patrón o modelo en X Además, se debe recorrer únicamente alrededor de unos 20 cm siete u ocho pulgadas de longitud de trazo, en lugar de toda la longitud del cuero, hágalo con la muñeca bloqueada y manipulando la hoja, como un lápiz, entre el dedo índice y el pulgar. Este método da un mejor control de la hoja.



Cómo sujetar la correa de cuero

Muchos asentadores de colgar tienen un mango de cuero o anilla en el extremo opuesto al de enganche o amarre para poder sostenerlo firmemente y conseguir un buen agarre. Loa asentadores que no tienen ningún tipo de artilugio de agarre o mango deben ser sostenidos firmemente con los dedos y la palma de la mano de uno a varios centímetros desde el extremo de la correa de cuero. No tire ni apriete demasiado fuerte: si sus nudillos se tornan blancos es el momento para disminuir un poco de presión.

Cómo sostener la navaja.

Abra la navaja 180º y sostengala con la mano que le resulte más cómodo según sea diestro o zurdo y le sea más fácil para girar o voltear la navaja sobre si misma. Tome la espiga entre el pulgar y el índice. Usted debe ser capaz de poder abrir el pulgar y el dedo índice, sin ningún riesgo de caer la navaja
Busque la mejor posición para sujetar la navaja de forma que pueda llevar y voltear libremente la hoja de lado a lado, agarre la espiga entre los dedos pulgar e índice y voltee la navaja de afeitar, como si usted estuviese ajustando el pequeño mando del volumen en una radio o transistor, no debe hacer ningún movimiento de la muñeca.
Si usted tiene un mal agarre o incómodo, se ralentizará su velocidad de asentado y además estara constantemente tratando de corregirlo durante el asentado.

Estirar y tensar el asentador.

Estire la correa de cuero hasta que este tensa. No tiene por qué estar excesivamente tensa, pero se evitan problemas futuros si la correa de cuero se mantiene firmemente para conseguir una superficie plana.
Asegúrese de que la correa se orienta de una manera tal que proporcione una superficie plana, inclinada hacia abajo de forma que no solo le sirva para ver como se desliza la navaja sino .que también vea su muñeca, y cómo se mueve su mano durante el asentado para impedir la torsión innecesaria de la muñeca.

Grado de tension del asentador y presión de la hoja sobre el cuero.

Ni mucho, ni poco, ni demasiado. Eso es lo más preciso que obtendrá con una descripción del tensado de la correa de cuero, el grado la presión de la hoja contra el asentador y en la mano. Todo esto sólo se puede aprender realmente haciéndolo y probando. Después de hacerlo y probar de nuevo y luego otra vez y otra vez. Asi usted conseguira el punto idoneo. Lo recomendable es que empiece con una tensión del asentador cómoda pero firme y una presión muy leve de la barbera contra la correa de cuero. Es natural y normal hacer demasiada presión en lugar de demasiado poca. El recordar esto es especialmente importante cuando se asientan navajas de afeitar muy vaciadas en inglés fullholow que son más flexibles que las cuñas.
Como se indica, la fricción entre navaja y cuero es importante. La fórmula científica para describir el concepto de fricción utiliza tres variables importantes: El agarre del cuero o grado de frotamiento o rozamiento de los dos objetos juntos acero y cuero. Es obvio que el acero de la navaja no puede ser alterado en ese sentido. La superficie de la correa puede verse afectada pero dentro de un margen estrecho. Es buena práctica la de calentar el cuero un poco frotando con la palma de la mano. Los aceites naturales de la piel humana mantienen la piel de la correa en buenas condiciones y el manoseo precalienta el cuero, quienes juegan al billar saben que unos pocos grados de temperatura pueden tener una influencia muy obvia en la fricción y ademas mantiene la piel flexible.
Sin embargo, las dos variables restantes son realmente claves cuando se trata de lograr la fricción o rozamiento adecuados y deseados. La primera es la presión. El segundo es la velocidad. El hacer demasiada presión debe evitarse. No sólo tiende a hacer ceder al cuero en demasía, sino que dobla la hoja de la navaja, y lo hará en su parte más flexible: el filo. Es una de las ventajas del asentador de ballesta puesto que ejerce una tensión propia. Si la correa es tan resbaladiza o deslizante que necesita realizar el asentado aplicando presión, los resultados serán mediocres en el mejor de los casos. Un buen asentador invitará a aplicar una ligera presión. ¿Cuánto? La suficiente para sentir la fricción como una pequeña resistencia que debe superarse mientras el acero viaja a través del cuero. Será diferente en cada correa eso se denomina agarre del cuero. Si usted siente la fricción o roce, ahí es. Eso es todo lo que necesita. Si necesita presionar mucho o empujar hacia abajo para sentir o notar la fricción, entonces tiene problemas.
Tenga en cuenta una cosa, para una determinada fuerza aplicada sobre la navaja la presión ejercida sobre el bisel puede variar mucho. El ancho de los biseles (la parte pulida de los filos) puede variar entre 0.1 mm y mas de 1 mm. La presión es fuerza sobre superficie, por lo tanto para una determinada fuerza aplicada sobre la navaja los filos más estrechos van a sentir mayor presión. Con esto lo que se trata de decir es que cuando tenga un bisel muy angosto cuidado con la fuerza que aplica sobre la navaja.
Los biseles estrechos responden mejor al cuero esto ha sido comprobado mediante el test del pelo colgante antes y después de asentar, la mayor presión y un mejor contacto cuero-bisel tienen mucho que ver. Para que este contacto sea apropiado también los cueros deben ser flexibles.

La variable final es la velocidad. Se necesita algo de velocidad. No mucha, pero si algo. Las velocidades aportan energía cinética a la ecuación. Este es el mismo tipo de energía que hace que a mayor velocidad sea mucho más eficiente el golpe de un martillo al intentar introducir un clavo en la pared. Si mueve una hoja de una barbera a la velocidad del caracol sobre una correa de cuero limpio, no pasará nada. Puede voltear la barbera tan lentamente y concentrado como le guste, pero el trazo requiere algo de velocidad. ¿Cuánta velocidad? Usted no tiene que asentar en unos pocos segundos para que sea eficaz, pero como regla general, de 40 a 60 pasadas por minuto obtienen un filo mejor y más cortante que de 10 a. 30 pasadas por minuto.
El redondeo del filo esta relacionado con la presión que se hace al asentar y no con el número de pasadas, al apretar en demasía la navaja contra el cuero se varía el ángulo de ataque produciendo un desgaste del filo (redondeo).
No solo se redondea por presión.si no tambien hay que tener muy en cuenta otros factores: la falta de tensión en los asentadores de colgar, la piel con arrugas paralelas al filo de la navaja, la piel excesivamente elástica, no confundir con flexible, la piel excesivamente dura y la piel rectificada y a la que se le a dejado mucho pelo son los causantes del redondeo del filo.

¿Cuántos pases?

Es imposible dar cifras concretas del número de pasadas por el asentador para que el filo este asentado, ya que depende de la navaja, de las propiedades del cuero y de la eficiencia al hacer uso de él. Ya se ha comentado que el redondeo del filo esta relacionado con la presión que se hace al asentar y no con el número de pasadas.
A modo indicativo extraido de la experiencia algo que funciona podría ser:
En el componente de lino, se puede distinguir dos usos:

1. Preparación del filo regular:

Realicelo todos los días antes de la correa de cuero, 20 vueltas de ida y vuelta deben ser más que suficiente.

2. Remoción y eliminación posterior de los restos de afilado.

Depende un poco del acabado que se obtenga en la piedra de afilar y el método utilizado. Sesenta pases de ida y vuelta son generalmente suficientes.
La lógica y la física, lleva a pensar que es precisamente en las primeras pasadas donde el efecto de realineación del filo se produce mayormente. Una vez más o menos alineado, las siguientes pasadas ya tendrán mucho menos efecto y más bien sería como de pulido. No obstante, si se sigue asentando, en demasía, ese pulido, podría ir a su vez adelgazando ya en exceso la linea del filo, quedando más como rebaba, aumentando su capacidad de corte, pero siendo estas rebabas mucho más frágiles, lo que aumentaría la sensación de aspereza ya que aumentarían la facilidad para producir microenganchones en el pelo y la piel.
De este modo, según el número y calidad de las pasadas y del asentador, se podría casi distinguir tres fases en el asentado:
Una primera fase, en la que el efecto de alineado es mayor y más rápido al alinear los microdientes.
Una segunda fase en la que el efecto es menos intenso y lo que mayormente consigue es pulido y por tanto mayor suavidad.
Y por último una tercera fase, en la que se adelgaza el filo y si se realiza en exceso aumenta su corte, fragilidad y aspereza.
Esta ultima sería una especie de teoría que algunos comparten, es decir la teoría del sobreasentado.
Por ejemplo el fabricante recomienda realizar con la pasta verde Puma tan sólo unas cinco pasadas cuando sea necesario.
Esta llamada tercera fase, puede verse con claridad, a modo de ejemplo en los cuchillos de cocina si se usa mucho la chaira con suavidad y en un ángulo muy paralelo.
A simple vista pueden verse esas rebabas que se comentan. Los cuchillos con estas rebabas, cortan muy bien, pero les dura muy poco, por lo que hay que recurrir constantemente a la chaira.
De todo esto, se puede obtener como conclusión, que cada navaja, necesita su número determinado de pases de asentado, pues es distinto su tipo de acero y su diseño. También cada asentador, y cada persona que asienta, Y no todos los días asienta de la misma forma. Cada persona tiene unos gustos, una piel distinta, y unas sensaciones distintas.. Solo la experiencia y la rutina, hace que se cree una especie de intuición para saber o imaginar el momento exacto en que cada navaja está suficientemente asentada.
Solo así, se puede explicar que con una misma navaja unas veces pueda conseguir un buen afeitado y otras no tanto. Y a la vez siguiente el afeitado vuelva a ser bueno.
Para uso personal, con pocas pasadas ya vale .Si la navaja empieza a perder filo, lo cierto es que si se le da muchas pasadas, se consigue una mejoría, aunque solo sirva para aguantar un solo afeitado, pero si esa situación se alarga porque no tiene ocasión de afilar, debería usar pasta abrasiva que es más rápido para conseguir lo mismo.
The following 4 users Like wkw's post:
   asauca, Barbado, estudio54, Macmody
Responder
#9

(19-11-2018, 09:14)divil escribió: Buen video. Desde que empecé con esto intento asentar sin presionar nada la navaja, ni lomo ni filo, esto segundo por evitar dejar el filo romo. Tendré que probar a darle un poco de presión al lomo.
Una cuestión, existe diferencia en asentar a lo que llamas velocidad normal a hacerlo despacio. Al empezar, por miedo a dañar el asentador se tiende a realizar los pases muy despacio y no sé si eso afecta a la eficacia del mismo.

En asentadores de ballesta (que no uso casi nunca) dejo que la navaja deslice sin presión alguna, casi bajo su propio peso. En ese tipo de asentadores el cuero está tenso y totalmente plano. En los asentadores colgantes la presión del lomo va allanando el camino al filo que le sigue pero este último sin presión.
Una velocidad suficiente hace que la presión sea más constante durante los pases, velocidades muy bajas hacen que la hoja tienda a ir con pequeñas oscilaciones que siempre es mejor evitar.
­­­­­­­­­­­
_______________________
Menos por menos es más.
The following 4 users Like VerdaKrajono's post:
   Barbado, divil, Macmody, PACO GALAN
Responder
#10

(19-11-2018, 11:43)wkw escribió: Asentar es muy sencillo pero  se han de  tener ciertas consideraciones.

Tan solo debe pasar la navaja con movimientos suaves y no demasiado largos por el asentador.
Es muy importante  no presionar  porque de lo contrario se estropea el filo.
Tan solo debe aplicarse la suficiente presión para que la navaja se deslice tocando toda ella el asentador.
Por lo tanto en su forma más básica, asentar no puede ser más sencillo. Todo lo que se hace es arrastrar una navaja, con el lomo por delante, sobre el cuero.
Hay dos aspectos  muy importantes:
En primer lugar está el agarre o sujeción de la navaja: Usted debe mantener su navaja entre el dedo índice y el pulgar por la espiga o el vástago, este es el agarre recomendado en los manuales de barbero. Algunas personas creen erróneamente que el pulgar debe estar en lo alto de la espiga cuando la barbea esté plana sobre la correa de cuero, es decir, sostienen la navaja  por los lados o laterales de la espiga o vástago.
La consideración principal, de cómo llevarlo a cabo, es que cuando se finaliza el recorrido del pase de un lado de la navaja por el cuero, gire  hacia fuera la navaja para comenzar el recorrido  de retorno, la vuelta debe hacerse sin utilizar ningún movimiento de la muñeca apreciable. Esta es una habilidad que se aprende, y resulta difícil al principio, pero es fundamental para maximizar la efectividad al asentar.
En cuanto a realizar el asentado de la navaja sin accionamiento de la muñeca debe ser practicado extensivamente antes de poner la navaja en el asentador. Tenga mucho cuidado y asegúrese que su navaja de afeitar se mueve ligeramente, sin presión en la dirección de su movimiento antes de asentar y que el borde del filo de la navaja  toca el cuero. Asimismo, asegúrese de que levanta el filo del asentador antes de detener o revertir el pase. De este modo no sólo no dañara la superficie de su asentador, sino que también protegerá el filo de la navaja.
Para asentar, necesariamente se requiere aplicar una ligerísima presión con el fin de ser más eficaz, pero solamente para acariciar el cuero. El ejercer mayor presión sobre la navaja puede ser perjudicial y más si se aplica de manera incorrecta. La correa de cuero debe estar tensa. No trate de mantenerla perfectamente plana, pero la flexión o lo que cede debe ser controlado. La presión debe ser aplicada a través del lomo de la navaja y de modo que no se desvíe o separe el asentador precisamente en el lomo. Si se aplica presión en el filo, el lomo se levanta y puede girar, y por lo tanto dañarse el frágil filo de corte. Durante el aprendizaje de la  técnica adecuada  de asentado, el dañar la superficie del asentador es, por desgracia muy frecuente o casi seguro. Debido a esta probabilidad, resulta muy conveniente practicar, ya sea con una navaja no demasiado afilada como para dañar la correa de cuero o un cuchillo de mantequilla común. Esta es la razón por la que se recomienda que los principiantes compren asentadores baratos  o usarlos de ballesta  dado que los componentes de cuero  se puedan cambiar fácilmente y ser reemplazados  por otros.
Como conclusión y  resumen el rasgo o trazo de asentado es una parte esencial del afeitado con navaja de afeitar en cuanto al método de asentado, lo aconsejable es utilizar el viejo método de barbero de inclinar ligeramente la hoja para conducir con la punta y volver con el talón, manteniendo el ángulo. Esto le da  automáticamente el patrón o modelo en X  Además, se debe recorrer únicamente alrededor de unos 20 cm siete u ocho pulgadas de longitud de trazo, en lugar de toda la longitud del cuero,  hágalo con la muñeca bloqueada y  manipulando la hoja, como un lápiz, entre el dedo índice y el pulgar. Este método  da un mejor control de la hoja.



Cómo sujetar la correa de cuero

Muchos asentadores de colgar tienen un mango de cuero o anilla en el extremo opuesto al de enganche o amarre para poder sostenerlo firmemente y conseguir un buen agarre. Loa asentadores que no tienen ningún tipo de artilugio de agarre o mango deben ser sostenidos firmemente con los dedos y la palma de la mano de uno a varios centímetros desde el extremo de la correa de cuero. No tire ni apriete demasiado fuerte: si sus nudillos se tornan blancos es el momento para disminuir  un poco de presión.

Cómo sostener la navaja.

Abra la navaja 180º  y sostengala con la  mano que le resulte más cómodo  según sea diestro o zurdo  y le sea  más fácil para girar o voltear la navaja sobre si misma. Tome la espiga entre el pulgar y el índice. Usted debe  ser capaz de poder abrir el pulgar y el dedo índice, sin ningún riesgo de caer la navaja
Busque la mejor posición para sujetar la navaja de forma que pueda llevar y voltear libremente la hoja de lado a lado,  agarre la espiga entre los dedos pulgar e índice y voltee la navaja de afeitar, como si usted estuviese ajustando  el pequeño mando del  volumen en una radio o transistor, no debe hacer ningún movimiento de la muñeca.
 Si usted tiene un mal agarre o incómodo, se ralentizará su velocidad de asentado y además  estara constantemente  tratando de corregirlo durante el asentado.

Estirar y tensar  el asentador.

Estire la correa de cuero hasta que este tensa. No tiene por qué estar excesivamente tensa, pero se evitan problemas futuros si la correa de cuero se mantiene firmemente  para conseguir una superficie plana.
Asegúrese de que la correa se orienta  de una manera tal que proporcione una superficie plana, inclinada  hacia abajo de forma que no solo le sirva para ver como se desliza la navaja  sino .que también vea su muñeca, y cómo se mueve su mano durante el asentado para impedir la torsión innecesaria de la muñeca.

Grado de tension del asentador y  presión de la hoja sobre el cuero.

Ni mucho, ni poco, ni demasiado. Eso es lo más preciso que obtendrá con una descripción del tensado de la correa de cuero, el grado la presión de la hoja contra el asentador y en la mano. Todo  esto sólo se puede  aprender realmente haciéndolo y probando. Después de hacerlo y probar de nuevo y luego otra vez  y otra vez. Asi usted conseguira el punto idoneo. Lo recomendable es que  empiece con una  tensión del asentador cómoda pero firme y una presión muy leve de la barbera contra la correa de cuero. Es natural y normal  hacer demasiada presión en lugar de demasiado poca. El recordar esto es especialmente importante cuando se asientan navajas de afeitar muy vaciadas en inglés fullholow que son más flexibles que las cuñas.
Como se indica, la fricción entre navaja y cuero es importante. La fórmula científica para describir el concepto de fricción utiliza tres variables importantes: El agarre del cuero o grado   de frotamiento o rozamiento  de los dos objetos juntos acero y cuero. Es obvio que el acero de la navaja no puede ser alterado en ese sentido. La superficie de la correa puede verse afectada  pero dentro de un margen estrecho. Es buena práctica la de calentar el cuero un poco frotando con la palma de la mano. Los aceites naturales de la piel humana mantienen  la piel de la correa en buenas condiciones y el manoseo precalienta el cuero, quienes juegan al billar saben que unos pocos grados de temperatura pueden tener una influencia muy obvia en la fricción y ademas mantiene la piel flexible.
Sin embargo,  las dos variables restantes son realmente claves cuando se trata de lograr  la fricción o rozamiento adecuados y deseados. La primera es la presión. El segundo es la velocidad. El hacer demasiada presión debe evitarse. No sólo tiende a hacer ceder al cuero en demasía, sino que dobla la hoja de la navaja, y lo hará en su parte más flexible: el filo. Es una de las ventajas del asentador de ballesta puesto que ejerce una tensión propia. Si la correa es tan resbaladiza o deslizante que necesita  realizar el asentado  aplicando presión, los resultados serán mediocres en el mejor de los casos. Un buen asentador invitará a aplicar una ligera presión. ¿Cuánto? La suficiente para sentir la fricción como una pequeña resistencia que debe superarse mientras el acero viaja a través del cuero. Será diferente en cada correa eso se denomina agarre del cuero. Si usted siente la fricción o roce, ahí es. Eso es todo lo que necesita. Si  necesita presionar mucho o empujar hacia abajo para sentir o notar la fricción, entonces tiene problemas.
Tenga en cuenta una cosa, para una determinada fuerza aplicada sobre la navaja la presión ejercida sobre el bisel puede variar mucho. El ancho de los biseles (la parte pulida de los filos) puede variar entre 0.1 mm y mas de 1 mm. La presión es fuerza sobre superficie, por lo tanto para una determinada fuerza aplicada sobre la navaja los filos más estrechos van a sentir mayor presión. Con esto  lo que  se trata de decir es que cuando tenga un bisel muy angosto cuidado con la fuerza que  aplica sobre la navaja.
Los biseles estrechos responden mejor al cuero  esto ha sido comprobado mediante el test del pelo colgante antes y después de asentar,  la mayor presión y un mejor contacto cuero-bisel tienen mucho que ver. Para que este contacto sea apropiado también los cueros deben ser flexibles.

La variable final es la velocidad. Se necesita algo de velocidad. No mucha, pero si algo. Las velocidades aportan energía cinética a la ecuación. Este es el mismo tipo de energía que hace que a mayor velocidad  sea mucho más eficiente el golpe de un martillo al intentar   introducir un clavo en la pared. Si mueve una hoja de una barbera a la velocidad del caracol sobre una correa de cuero limpio, no pasará nada. Puede voltear la barbera tan  lentamente y concentrado como le guste, pero  el trazo requiere algo de velocidad. ¿Cuánta velocidad?   Usted no tiene que asentar en unos pocos  segundos para que sea eficaz, pero como regla general, de 40 a 60 pasadas por minuto obtienen un filo mejor y más cortante que de 10 a. 30 pasadas por minuto.
El redondeo del filo esta relacionado con la presión que se hace al asentar y no con el número de pasadas, al apretar en demasía la navaja contra el cuero  se varía el ángulo de ataque produciendo un desgaste del filo (redondeo).
No solo se redondea por presión.si no tambien hay que tener muy en cuenta otros factores: la falta de tensión en los asentadores de colgar, la piel con arrugas paralelas al filo de la navaja, la piel excesivamente elástica, no confundir con flexible, la piel excesivamente dura y la piel rectificada y a la que se le a dejado mucho pelo son los causantes del redondeo del filo.

¿Cuántos pases?

Es imposible dar cifras concretas del número de pasadas por el asentador para que el filo este asentado, ya que depende de la navaja,  de las propiedades del cuero y de la eficiencia al  hacer uso de él.  Ya se ha comentado que el redondeo del filo esta relacionado con la presión que  se hace al asentar y no con el número de pasadas.
A modo indicativo extraido de la experiencia  algo  que funciona podría ser:
En el componente de lino,  se puede distinguir dos usos:

1. Preparación del filo regular:

Realicelo todos los días antes de la correa de cuero, 20 vueltas de ida y vuelta deben ser más que suficiente.

2.  Remoción y eliminación posterior  de los  restos de afilado.

Depende un poco del acabado que se obtenga en la  piedra de afilar y  el método utilizado. Sesenta  pases de ida y vuelta son generalmente suficientes.
La lógica y la  física, lleva a pensar que es precisamente en las primeras pasadas donde el efecto de realineación del filo se produce mayormente. Una vez  más o menos alineado, las siguientes pasadas ya tendrán mucho menos efecto y más bien sería como de pulido. No obstante, si  se sigue asentando, en demasía, ese pulido, podría ir a su vez adelgazando ya en exceso la linea del filo, quedando más como rebaba, aumentando su capacidad de corte, pero siendo estas rebabas mucho más frágiles, lo que aumentaría la sensación de aspereza ya que aumentarían la facilidad para producir microenganchones en el pelo y la piel.
De este modo, según el número y calidad de las pasadas y del asentador,  se podría casi distinguir tres fases en el asentado:
Una primera fase, en la que el efecto de alineado es mayor y más rápido al alinear los microdientes.
Una segunda fase en la que el efecto es menos intenso y lo que mayormente consigue es pulido y por tanto mayor suavidad.
Y por último una tercera fase, en la que  se adelgaza el filo y si se realiza  en exceso aumenta su corte, fragilidad y aspereza.
Esta ultima sería una especie de teoría que algunos comparten, es decir la teoría del sobreasentado.
Por ejemplo el fabricante recomienda realizar con la pasta verde Puma tan sólo unas cinco pasadas cuando sea necesario.
Esta llamada tercera fase, puede verse con claridad, a modo de ejemplo en los cuchillos de cocina si se usa mucho la chaira con suavidad y en un ángulo muy paralelo.
A simple vista pueden verse esas rebabas que se comentan. Los cuchillos con estas rebabas, cortan muy bien, pero les dura muy poco, por lo que hay que recurrir constantemente a la chaira.
De todo esto, se puede obtener como conclusión, que cada navaja, necesita su número determinado de pases de asentado, pues es distinto su tipo de acero y su diseño. También cada asentador, y cada persona que asienta, Y no todos los días asienta de la misma forma. Cada persona tiene unos gustos, una piel distinta, y unas sensaciones distintas.. Solo la experiencia y la rutina, hace que se cree una especie de intuición para saber o imaginar el momento exacto en que cada navaja está suficientemente asentada.
Solo así, se puede explicar que con una misma navaja unas veces pueda conseguir un buen afeitado y otras no tanto. Y a la vez siguiente el afeitado vuelva a ser bueno.
Para uso personal, con pocas pasadas ya vale .Si la navaja empieza a perder filo, lo cierto es que si se le da muchas pasadas, se consigue una mejoría, aunque solo sirva para aguantar un solo afeitado, pero si esa situación se alarga porque no tiene ocasión de afilar, debería usar pasta abrasiva que es más rápido para conseguir lo mismo.

Muchas gracias por este detallado y útil informe. Queda todo bien claro.
­­­­­­­­­­­
_______________________
Menos por menos es más.
Responder
#11

Fernando que alegría volver a leerte, cada vez que uso una barbera me acuerdo de tus fabulosos trabajos, muchas gracias por el vídeo.
Saludos

La diferencia del Afeitado moderno al tradicional es como viajar por autopista y nacional ,al principio vas más rápido y pagas los peajes y en el segundo vas mas lento pero disfrutamos y apreciamos el viaje.
Responder
#12

Otras cuestiones del asentado.

Cómo asentar correcta o incorrectamente

Asentar de forma inadecuada puede causar que una navaja bien afilada parezca que el filo esta menos afilado y / o más áspera de lo que debería durante el afeitado.
Cuestiones derivadas del mal asentado son:
Una sensación desigual a través del filo de la navaja causado porque la navaja no hace un buen contacto con el cuero a lo largo de la pasada de asentado
Un filo convexo o redondeado causado por la flexión del filo de la navaja contra la correa de cuero al presionar con tal fuerza que la correa comienza a doblar el fino filo de la navaja.
Un filo cada vez más romo o un filo áspero causado por ejemplo por asentar muy lento, asentar con muy poca frecuencia o realizar muy pocas pasadas por el asentador.
Simplemente volver a asentar bien suele ser suficiente para corregir estos problemas. Sin embargo, si los daños causados por un mal asentado son suficientemente graves, la navaja tendrá que ser repara y / o afilada.
Cuando la sensación es desigual en el afeitado.
El motivo puede ser que la navaja no está haciendo buen contacto con el cuero durante las pasadas por el asentador. Entonces algunas partes de la hoja se asientan y otros no.
Lo primero que debe comprobar es que no inclina la mano que sujeta el asentador y por ende no se está inclinando la correa de cuero demasiado hacia la izquierda o hacia la derecha durante el movimiento de asentado.
Otra posible causa es que la mano que sujeta la navaja la podría estar inclinando demasiado hacia el lado izquierdo o derecho durante el movimiento de asentado.
Filo laminado(rebaba)

Consecuencia de presionar el filo de la navaja contra el cuero con tanta fuerza que el cuero comience a doblar el filo de la navaja..
Esto puede ser causado por hacer demasiada presión de la navaja contra el cuero, también puede ser causado por voltear o girar la navaja por el filo en lugar de darle la vuelta por el lomo.
Problemas de sincronización y punto de contacto
La navaja no está haciendo buen contacto con el cuero.
La primera razón para ello podría ser que el movimiento de asentado es demasiado lento. Se puede comenzar con un movimiento lento para adquirir la mecanica y la sensación, pero después se debe aumentar la velocidad. Pero tampoco ha ser un concurso de velocidad. Un vistazo a un buenos video le ayudará..
En segundo lugar la velocidad de asentado puede ser demasiado variable o inconsistente. Aunque usted comience con poca velocidad seguidamente debe aumentar la velocidad de forma constante para mantener la sensación. Hay más velocidades que demasiado rápido y demasiado lento.
Por último puede ser por no asentar suficiente. Aumente las pasadas por el asentador.

Sensaciones:

La correa de cuero y hoja transmiten muchas sensaciones durante el asentado. Si usted no está distraído o únicamente pendiente de estirar su asentador de colgar con demasiada fuerza, percibiendo esas sensaciones puede tener una mejor idea de cómo va el asentado.
Use los sentidos al igual que en el afilado, pues proporcionan mucha información sobre la técnica de asentado. En el asentado como al afilar, se debe recopilar toda la información sensual que se pueda a fin de aprender más rápidamente y alcanzar mejores resultados.

Oído.

Usted puede escuchar cosas o sonidos diferentes cuando asienta. He aquí dos ejemplos:
Un sonido desigual equivale a un contacto desigual, ¿A que usted no quiere escuchar esto?
Sonido adecuado contacto adecuado, esto es la verdadera música para los oídos.

Vista:

Tenga cuidado con la correa de cuero y la hoja de la navaja durante el asentado y observe y averigue si se inclinan demasiado hacia un lado o el otro.

Otros factores y aspectos a mencionar:

Diferentes aceros pueden variar mucho los tiempos de afilado y asentado. Aceros más duros necesitan naturalmente asentarse con más frecuencia que los más blandos. Lo mejor que puede hacer es simplemente asentar, afeitarse, y comprobar si está satisfecho con los resultados.
Diferentes anchuras de hoja producen sensaciones diferentes.
Diferentes técnicas de asentado también dan sensaciones y resultados diferentes. Una hoja tipo cuña es más rígida que una hoja muy vaciada, en ingles fullhollow, la cual puede sufrir un redondeado del filo con mayor facilidad.
Diferentes cueros: Una correa de cuero látigo (vaca) transmite más sensaciones y desliza más suave que la piel de caballo.
Como si esto no fuera suficiente también hay asentadores con pastas abrasivas para afilar de forma periódica.

En el asentado hay muchas cosas a que atender, pero no hay que asustarsee. No es difícil. Sea paciente y no se apresure demasiado. Todavía hay mucho que aprender. Diviértase y disfrute
The following 4 users Like wkw's post:
   Barbado, estudio54, Macmody, Manuel.P
Responder
#13

(19-11-2018, 16:15)wkw escribió: ...
Otros factores y aspectos a mencionar:

Diferentes aceros pueden variar mucho los tiempos de afilado y asentado. Aceros más duros necesitan naturalmente asentarse con más frecuencia que los más blandos. Lo mejor que puede hacer es simplemente asentar, afeitarse, y comprobar si está satisfecho con los resultados.
...

Hace décadas que no uso navaja y cuando las usé era muy joven e inexperto. A día de hoy, sigo igual de inexperto en la materia, pero desde mi ignorancia, se me hace raro que un acero duro necesite asentarse con mas frecuencia. Entiendo que necesite mas pasadas para asentarse, pero una vez asentada, la hoja mantendrá el filo mas tiempo, con lo que los asentados podrían ser mas espaciados.

Un saludo y gracias por tus posts en la materia. Consiguen que de vez en cuando me replantee volver a usar navaja.

Quien no se pierde, no encuentra caminos nuevos.
The following 2 users Like Manuel.P's post:
   estudio54, Macmody
Responder
#14

Claro, clarísimo todo.
Responder
#15

(20-11-2018, 15:21)Manuel.P escribió:
(19-11-2018, 16:15)wkw escribió: ...
Otros factores y aspectos a mencionar:

Diferentes aceros pueden variar mucho los tiempos de afilado y asentado. Aceros más duros necesitan naturalmente asentarse con más frecuencia que los más blandos. Lo mejor que puede hacer es simplemente asentar, afeitarse, y comprobar si está satisfecho con los resultados.
...

Hace décadas que no uso navaja y cuando las usé era muy joven e inexperto. A día de hoy, sigo igual de inexperto en la materia, pero desde mi ignorancia, se me hace raro que un acero duro necesite asentarse con mas frecuencia. Entiendo que necesite mas pasadas para asentarse, pero una vez asentada, la hoja mantendrá el filo mas tiempo, con lo que los asentados podrían ser mas espaciados.

Un saludo y gracias por tus posts en la materia. Consiguen que de vez en cuando me replantee volver a usar navaja.

Alguien sabe la respuesta?
Responder
#16

Pues que como no hago pruebas de dureza de acero hago siempre lo que dice nuestro compañero wkw que es darle a cada navaja los pases por cuero que pida. ¿Y eso cuánto es? Pues a ojo, si un afeitado noto el filo algo menos vivo en el siguiente asentado le doy más pases. No es nada científico pero ya van varias navajas que han pasado del centenar de afeitados solo con cuero y eso es prueba de que no lo debo hacer mal. También es justo decir que esas navajas que uso intensamente son todas similares, hojas típicas del 14 o similar. No tengo experiencia a largo plazo con otros aceros.
­­­­­­­­­­­
_______________________
Menos por menos es más.
The following 2 users Like VerdaKrajono's post:
   asauca, fredyx
Responder
#17

El asentado es la acción de adecuar el filo de la navaja.
Asentar una navaja de afeitar es el proceso que endereza y pule la hoja con un tejido flexible (como el tejido de algodón, lino, mezclilla, fieltro), tira de cuero o periódico.

El término "asentado" a menudo se malinterpreta con el término "afilado". Si bien la navaja de afeitar se puede sentir más "afilada" después del asentado, en realidad esta "más afilada" ya que no se ha eliminado ningún metal de la hoja. Hay muchas variaciones diferentes, pero la técnica y el proceso es el mismo. Tomemos un momento para repasar exactamente cómo asentar una barbera.
Se realiza casi exclusivamente sobre una tira de cuero aunque también se pude hacer con otros materiales. Recuerde tomarselo con calma y usar una presión muy ligera. Todas las películas, programas de televisión y videos que muestran a un peluquero asentando rápidamente una navaja de afeitar están equivocados. Usted terminará con un filo dañado o peor, aún un asentador estropeado.

El asentado juega un papel fundamental en el mantenimiento de una navaja de afeitar. Cada vez que el filo de una barbera toca su rostro, usted puede notar los resultados de su último asentado y si estos han sido satisfactorios.
Al recuperar el filo con el suavizado simplemente se realinean y corrigen las anomalías del mismo sin retirar apenas metal.
El asentado de la navaja de afeitar en cuero hace que el filo de esta se deslice por una superficie que lo endereza alineándolo sin usar métodos abrasivos, El filo recto corta mejor.
El cuero no puede decirse que afile, si bien, es cierto que tiene un afecto de pulido que ayuda si la navaja no tiene un buen filo, aunque con el cuero solo no se conseguirá un buen resultado.
Hay asentadores que tienen aplicada pasta en una de sus caras, esta es una forma de mantener el filo por más tiempo mediante el uso de una pasta para asentar la navaja de un modo periódico.
Esta pasta puede ser poco agresiva, como el oxido de cromo, pero consigue un efecto de pulido mayor que el que se logra solo con el cuero, de manera que la navaja se mantiene afilada durante mucho más tiempo.
La eficacia del asentado depende de la fricción., esto se analiza y explica con detalle más adelante, la condición de la superficie del cuero del asentador es el gran factor que contribuye a determinar la fricción ejercida sobre el filo.
El agarre se refiere al roce que se nota o percibe en la barbera mientras asienta, por lo que una correa de cuero con muy poco agarre da la sensación de que la navaja de afeitar se desliza con poca fricción por la superficie, mientras que una correa de cuero con gran agarre roza con mayor fricción y resistencia lo que ralentiza el desplazamiento de la hoja.
La cantidad de agarre o rozamiento que el cuero tiene en el acero determina la facilidad con la que se va conseguir la fricción y también como se va a poder administrar la presión entre la hoja de la navaja y la tira de cuero para conseguir esa fricción manteniendo la presión en un rango razonable. Si el cuero es demasiado deslizante, requiere ejercer tanta presión que podría doblar y dañar tanto la correa como la hoja., el daño del asentador puede ser contrarrestado estirando fuertemente para tensar la correa de cuero, pero no hay ninguna solución fácil para el daño o deterioro de la hoja. El deslizamiento más agradable e idóneo es sobre el cuero que tiene un grano ligeramente elevado, suele encontrarse en acabados con una textura como el Nubuck.
Una parte de los usuarios consideran que no tiene ningún sentido dar vueltas o pasadas en exceso por el cuero, o usar una progresión de asentadores de cuero desde uno “peor” de grano mas grueso hasta uno “más fino”. Una camisa bien planchada no puede mejorarse con más planchado. Lo mismo sucede con un filo alineado.Afirmación que se podría utilizar para rebatir a quienes utilizan más de un asentador y hasta el momento nadie ha sido capaz de demostrar mediante una prueba fehaciente las mayores virtudes de un filo asentado con una progresión múltiple de cueros o asentadores.
Es difícil imaginar que el roce del cuero al muy duro acero realmente le pueda causar algún efecto, pero el efecto de asentar una navaja antes del afeitado en una correa de cuero sin tratar, es evidente y se pone de manifiesto cuando se afeita. Entonces, ¿cuál es el fenómeno? ¿Qué hace el asentar el filo? La respuesta es que pule el acero y que realmente elimina acero, aunque muy lentamente y de manera muy poco agresiva. Cuanto más asentado, más desgaste hay en el acero y después de algún tiempo, se consigue el desgaste total o desaparición de los microdientes del filo existentes después del afilado. Esto es lo que muchos denominan “punto dulce” en su ciclo de afilado, cuando su navaja parece mejorar con cada afeitado posterior por un tiempo y posiblemente antes de finalmente degradarse de nuevo. Una vez que el filo ha sido muy bien afilado al punto que está tan cerca de un bisel de radio cero y tan cerca de la desviación cero de la línea recta del filo, una navaja de afeitar es tan suave y aguda como siempre lo debe ser.
Definitivamente, usted puede ver el efecto de pulido- abrillantado del asentado sobre el filo mediante una lupa de gran aumento A nivel micro, en el asentado se desgastan en una buena parte los puntos altos del filo primero, la eliminación de los pequeños “microdientes” eso es importante porque los “dientes” o “aletas” que se llegan a considerar como filo de la navaja tienden a ser irregulares, frágiles y se rompen fácilmente El romperlos con el uso no es bueno porque eso deja zonas planas o romas a nivel micro. Desgastados por la acción de bruñido del cuero, las partes planas se minimizan en mayor medida y el filo es a la vez más fuerte y más suave debido a ello.
A pesar de que rara vez en los viejos manuales de barbero, pero en alguno si, se explica el por qué, siempre fue y aún es muy recomendable asentar a fondo después de afilar y antes de afeitarse. Esto de no explicar el porque actualmente y con toda seguridad sobre todo en el inicio ha desconcertado a algunas personas que después de usar una piedra de afilar tienen una navaja que pasa las pruebas de pelo colgante cortando el pelo limpiamente, lo que hace sin duda que el filo de la piedra de afilar sea lo suficientemente bueno para afeitarse, entonces ¿por qué no afeitarse con ella? La respuesta es porque el efecto de pulido de la piel o cuero del asentado hace que no sólo sea un filo aún mejor, sino ademas un filo más suave y más duradero. Cuanto más se ha usado el asentador en un filo, mayor es el desgaste de los “picos” del filo y menor la probabilidad de que existan microdientes.
No ponga pasta o abrasivos de ningún tipo en la correa de cuero que utiliza todos los días. Usted lo que desea no es solo el objetivo de no crear microdientes como ocurre con el asentado sobre cuero que ha sido recubierto con algún tipo de abrasivo, sino que ademas lo que se quiere es reducirlos para ello se debe hacer el asentado sobre cuero limpio sin abrasivos.
Principio del asentado
Asentar una navaja en una tira o correa de cuero limpio, natural sin abrasivos, sigue siendo uno de los aspectos más desconocidos científicamente del proceso de puesta a punto de una navaja de afeitar.
Entre los usuarios y afiladores más adeptos de barberas, se encuentra el profesor John D. Verhoeven de la Universidad Estatal de Iowa el cual se aventuró a realizar algunas investigaciones de los aspectos del asentado, comprobando que de acuerdo con la física no podía llegar a establecer teorías o aspectos concluyentes sobre el asentado del filo de la navaja en cuero natural o que no ha sido tratado con pastas ni compuestos abrasivos. Incluso cuando inspeccionaba los filos con un microscopio electrónico de barrido (SEM), se puso de manifiesto la poca o ninguna evidencia física de los efectos en el filo ocasionados con el asentado. Por ello se podría estar inclinado a empezar a plantearse que el asentado no tiene en absoluto ningún efecto mensurable. Sin embargo, cualquier experiencia de afeitado con la navaja de afeitar, testificará que la diferencia entre un filo asentado en cuero regularmente y un filo sin ello es muy visible o apreciable. Pero incluso para aquellos que les gusta atribuir esto al efecto placebo, es imposible ignorar o descartar la mejoría muy clara que puede encontrarse después del asentado de la navaja, de forma que un solo pelo colgante libre puede ser cortado a cualquier distancia del punto de sujeción. En resumen: aunque se puede constatar la evidencia empírica de la eficiencia del asentado, esta no esta asistida o avalada por las leyes de la física. Lo que deja sitio para muchas especulaciones.
En ese sentido, lo que sigue a continuación no reclama o busca la dura verdad científica, ni declara que los métodos propuestos son los únicos que funcionan. Sino que sólo intenta ofrecer una hipótesis lógica y formular los procedimientos de trabajo, basados en una teoría plausible. Se puede testificar que hay resultados excelentes y altamente repetidos de la aplicación de estos principios.
No se puede abordar el concepto básico del asentado de una navaja, sin entender algunos principios también básicos de afilado. Una arista es la intersección de dos planos. El filo cortante es el resultado al que aspira obtener el afilador como resultado de esta intersección. Al afilar con piedras de afilar sólidas, lo que se pretende es hacer esas superficies planas incluso tan geométricamente iguales como sea posible. Esto es una garantía para asegurar una intersección muy limpia. El fenómeno o fuerza principal en el trabajo durante esta parte del proceso es la abrasión. Todo el acero que se extiende más allá de la forma deseada con paciencia es eliminado inicialmente. Cerca de la finalización de esta tarea, es importante reducir la intensidad de la abrasión, mediante el uso de una piedra fina de afilar, o mediante la reducción de la presión de corte. En esta etapa otra posibilidad aparece en el horizonte del afilado un segundo principio capaz de alterar la superficie de un plano de acero: es el flujo plástico. Aunque algunos lectores puedan pensar que esto es “una especie de genio de una lampara mágica”, de hecho es un principio bien conocido entre los científicos e ingenieros metalúrgicos. El flujo plástico está relacionado con la deformación plástica. La deformación plástica es lo que permite curvar el acero y hacer laminados. En una escala mucho menor también permite durante minutos alteraciones de los picos y valles que forman el modelo de los trazos dejados por el afilado (microdientes). Esta maleabilidad a escala molecular se llama “flujo plástico”. En la tecnología de acondicionamiento de la superficie metálica, se utilizan varios procesos que involucran el flujo plástico: pulido, bruñido etc. todos se caracterizan por diferentes relaciones entre las fuerzas abrasivas y plásticas.
En las etapas finales del afilado de la navaja de afeitar, cuando el grueso de la intersección entre los dos planos es menor de 0.5 micrones, el flujo plástico es con certeza el que esta actuando a lo largo del proceso. La relación entre los dos fenómenos más probable es que depende de la naturaleza de la piedra de afilar o del compuesto o sustancia de afilado en uso. Partículas duras, tales como diamantes, ofrecen en su mayoría abrasión, mientras minerales más suaves como el óxido de cromo aportan flujo plástico en la ecuación. Ante la evidencia de que una correa de cuero limpio no tiene ninguna influencia abrasiva significativa sobre el acero, la conclusión lógica es que debe ser el flujo plástico el predominante y en el que se basa para lograr los resultados observados después de su uso. Hay sólo pruebas circunstanciales para sustentar esa afirmación, porque no existen medios para controlar los efectos directamente. Como ya se ha dicho, el profesor Verhoeven no era capaz de encontrar cualquier rastro de la abrasión originada por el asentado en el cuero limpio. La ausencia de residuo negro o metálico en una correa de cuero bien usada apoya esta afirmación. Tampoco el origen orgánico del cuero, no ofrece ninguna razón para esperar la presencia de estructuras moleculares duras, como a menudo se encuentran en la materia de origen mineral. Eso deja sólo al flujo plástico como un candidato válido para causar los activos o efectos positivos del asentado, en ingles stropping, sobre la piel o cuero limpios.
El propósito de todo lo que sigue a continuación es intentar y ayudar a explicar por qué es importante asentar y la forma de lograr buenos resultados al realizarlo.
Como se ha dicho anteriormente, un adecuado proceso de afilado pretende definir lo más posible la intersección entre ambos planos de un bisel en un filo. Pero aún así, esta intersección tiene su espesor, lo que puede ser visto como una linea o tira ultra estrecha de acero aún no definido, normalmente se aproxima a 0,5 micrones en una hoja de afeitar. Hay un viejo término de afilado en el campo de la navaja de afeitar, que ha sido objeto de cierta controversia en los últimos tiempos. Los antepasados llaman al ápice o borde muy delgado del filo de la navaja en ingles “el fin” que se puede traducir por la aleta. Demandaron y descubrieron el asentado para realinear “el fin”. Seguramente no estaban lejos de la verdad. Fijándose en una imagen microscópica SEM del estudio de Verhoeven de la lámina en la parte final del filo, se puede ver que esta ocupado por unas estructuras de pequeños dientes. Estos no son dientes verdaderos, por lo que lo hacen es que no alcancen más allá de los márgenes de la punta. Es mejor pensar en ellas como dientes en estado embrionario. Son estas estructuras las que se intentan desdoblar y colocar en la misma dirección, mediante la aplicación de la acción del asentado.
Cuando se tiene éxito al hacerlo, se va a experimentar una clara mejoría del rendimiento del filo, aunque esta no es de larga duración. Esta porción extremadamente fina del filo pierde fácilmente su alineación en el impacto con los pelos de la barba durante el afeitado. Por esta razón, el asentado debe ser repetido para cada afeitado o por lo menos cada pocos afeitados.
Un buen asentado ayuda a mantener el filo de la navaja en su condición óptima y lista para el afeitado. Hay diferentes tipos de asentadores y pastas que se pueden aplicar en los asentadores a los efectos de ayudar a mantener una navaja barbera afilada durante más tiempo. Si usted encuentra que su navaja se embota después de sólo unos pocos afeitados, es posible que deba o desee examinar su técnica de asentar y repasar como se debe utilizar una buena correa de cuero para mantener un buen filo durante muchos afeitados. Usted también puede que deba o quiera examinar su asentador y asegúrarse de que está en óptimas condiciones de uso. Los asentadores necesitan y deben mantenerse adecuadamente con el fin de lograr los mejores resultados posibles.
Las necesidades individuales, los hábitos, los intereses personales y muchas otras cosas son las variables que permiten libertad al que realiza el asentado para confiar en sus capacidades de aprendizaje y encontrar lo que le funciona mejor.
La unión simultanea de un buen afilado y un buen asentado es absolutamente necesario para un buen afeitado a navaja, dado que incluso una navaja perfectamente afilada por los mejores expertos no bastará para compensar una técnica pobre de asentado.
Al contrario que el afilado, donde una piedra o pasta de afilar elimina el metal doblado para recuperar el filo, el suavizado simplemente realinea y elimina las deformaciones y micromellas del filo sin retirar metal o en cualquier caso de forma minúscula e insignificante.
La acción del asentado es evidente por sí mismo, pero como ya se ha dicho hay algo que no se sabe muy bien, lo que está sucediendo durante el proceso Hay muchas teorías, algunas de ellas increíbles o fantásticas, a continuación se enumeran las más lógicas o serias
Teoría del filo en diente de sierra
Si se mira el filo de una navaja con una lupa extrema o microscopio, se observa a lo largo del filo, una fila de miniestructuras dentadas como si fuesen dientes de sierra increíblemente finas conformando un filo aserrado como el de una hoja de sierra del tipo vvvvvvvvvv. Al afeitarse, se supone que estos dientes microscópicos y muy frágiles son empujados fuera de la línea por los pelos de la barba, entonces la finalidad de asentar, es realinear estos dientes y dejarlos listos, una vez más para poder afeitar. Hasta no hace mucho, a menudo se decía que usted debía afeitarse con este filo, pero la investigación posterior ha rectificado, juzgando que se trata de un falso filo
Teoría del “fin” o aleta.
Es similar a la anterior, pero en lugar de pequeños dientes que están presentes en el filo de la navaja. Esta lo que señala es que en vez de microdientes lo que está presente en el filo es una muy delgada y delicada franja de metal del tipo ---------------- llamada por los antiguos “fin” en ingles y que en español se puede traducir por aleta. Según esta teoría la intersección de los planos del bisel se prolonga en una telilla indetectable, por lo fina, a esto es lo llamado “aleta”. Esta franja es empujada por los pelos de la barba durante el afeitado hacia los lados, desviandola, doblandola y deformandola durante el proceso de afeitado. El asentado realinea y endereza la aleta en ingles “ el fin”.
Teoría del pulido y oxidación.
Antigua y basada en que a pesar de lo cuidadoso y meticuloso que sea el usuario, el agua y la humedad del aire corroen la hoja de la barbera, especialmente en su parte más delicada, el filo, esta teoría indica que el asentado del filo tiene como objetivo quitarle minutos de permanencia a la película de oxidación que se ha formado con la humedad, ademas de pulir el filo, como si se tratara de una piedra de afilar ultra-fina. Una confirmación de esto es que varios cueros tienen dos tamaños diferentes de grano, la piel recia y firme, o serraje y la suave o flor que se dice que es para dar el mejor pulido.
La investigación realizada por JG Pratt en 1931 respaldo firmemente la teoría del microdiente de sierra frente a la del agua. Él demostró que lo que parecían dientes de sierra con una lupa en realidad no era sólo la interacción entre sombras y luces, y aún más al ampliar y mejorar la iluminación hizo que el modelo de los microdientes desapareciese y que el filo tome la forma uniforme de una cinta o tira de metal “ la aleta “en ingles “el fin”. Más fotografías, tomadas del filo después del afeitado, mostraron que esta cinta de metal se deformaba, y que incluso en algunas zonas tenía micromellas. Con las fotos hechas del filo después de asentar se demostró que la tira de metal se había recolocado en su lugar, y que incluso fue microafilada en la medida que las pequeñas mellas se igualaron de salida y el filo es refinado y pulido ligeramente.

Como conclusión dos preguntas.

¿Por qué se necesita el asentado?
No hay duda de que asentar también elimina la oxidación, pero su propósito principal es recolocar, pulir y microafilar el filo de la hoja.
Otra explicación de ¿Porque es necesario asentar sobre el cuero? Puede ser que el acero tiene una estructura cristalina, es decir que está compuesto de millones de cristales. En los aceros, la ferrita puede aparecer como cristales mezclados con los de perlita y otros compuestos según la composición del acero, forman una red o malla que limita los granos, en forma de agujas o bandas circulares orientados en la dirección de los planos cristalográficos de la austenita. La austenita no es estable a temperatura ambiente Cuando nos afeitamos el roce sobre la piel de la superficie fina del filo desorganiza la orientación de estos cristales. El asentado sobre el cuero tiene el propósito de realinear todos los cristales en la misma dirección, estructura que tenían antes del afeitado.
En resumen se ha definido el asentado como la acción de adecuar el filo de la navaja, normalmente sobre una tira de cuero u otros materiales. Y lo que se consigue con el asentado, es realinear el filo de la navaja, sin retirar metal o en proporciones infimas. Se hace con el asentador y generalmente antes de cada afeitado, aunque también se puede hacer dos veces, antes y después del afeitado, pero mayoritariamente no se considera conveniente el realizar un asentado del filo inmediatamente después de afeitarse.
El asentado y suavizado es la rutina a la que se dedica el mayor tiempo durante el uso de la navaja barbera.
Asentar la navaja es de obligado aprendizaje para cualquiera que decida afeitarse con el sistema de rasurado de navaja barbera.
La mayoría de los usuarios de las barberas asienta la navaja justo antes del afeitado, algunos incluso antes y después. El hacer esto último a algunos les parece que ayuda a secar la hoja, y cuando algún cuero es rico en aceites de los utilizados en los asentadores para darle flexibilidad al cuero, también deja una fina película protectora en el filo, es decir que consideran la teoría del pulido y la oxidación explicada anteriormente.
También existe la teoría y la creencia muy extendida de que la navaja “desarrolla” un filo después de descansar durante 24 horas o preferiblemente 48 horas, y que asentar después del afeitado y antes de trascurrido ese tiempo interfiere con este proceso.
The following 2 users Like wkw's post:
   Cartagena Field, Macmody
Responder
#18

(17-11-2018, 18:30)VerdaKrajono escribió: Un brevísimo vídeo donde muestro cómo se asienta una navaja barbera o al menos cómo lo hago yo.
La navaja protagonista del vídeo es mi inseparable Friedr. Herder Abr. Sohn, 49 y el asentador es de Noel del Hierro (cordovan).
A ver si le resulta útil a alguien.

Asentando una navaja barbera

Saludos.
Una duda como novato. ¿para asentarla no hay que echar algún tipo de pasta al cuero para que suavice? He visto vídeos hasta con cueros que se les pasa una pasta por un lado y otra por el otro lado. Os dejo el Link. 

https://www.youtube.com/watch?v=dz0gGv_bTD8

Por eso ya estoy en la duda. Gracias.
Lo clásico siempre es moderno.
Responder
#19

Para asentar la navaja antes del afeitado se la pasa por cuero limpio, sin pastas ni nada, solo cuero. Si después de unos cuantos afeitados el filo va perdiendo viveza pues sí que se puede pasar por pasta y luego por cuero.
Si se pasa por pasta después hay que limpiar bien la navaja con papel de cocina o higiénico para que no queden restos de pasta en la hoja y luego manchar el cuero limpio.
Un filo pierde viveza por el uso o por asentados defectuosos con exceso de presión que acaban redondeando el filo. Siempre se asienta sin presión, con decisión pero sin presión.
­­­­­­­­­­­
_______________________
Menos por menos es más.
The following 1 user Likes VerdaKrajono's post:
   the black barba
Responder
#20

(19-05-2019, 22:31)VerdaKrajono escribió: Para asentar la navaja antes del afeitado se la pasa por cuero limpio, sin pastas ni nada, solo cuero. Si después de unos cuantos afeitados el filo va perdiendo viveza pues sí que se puede pasar por pasta y luego por cuero.
Si se pasa por pasta después hay que limpiar bien la navaja con papel de cocina o higiénico para que no queden restos de pasta en la hoja y luego manchar el cuero limpio.
Un filo pierde viveza por el uso o por asentados defectuosos con exceso de presión que acaban redondeando el filo. Siempre se asienta sin presión, con decisión pero sin presión.

Gracias. Todo aclarado. Ya me estaba volviendo loco si había que echar pasta, no echar, asentar antes, después jejeje.
Lo clásico siempre es moderno.
Responder


Posibles temas similares...
22-08-2019, 21:04
Último mensaje: ischiapp
05-08-2019, 02:44
Último mensaje: Petrus
26-06-2019, 21:33
Último mensaje: Maki
  Que hago con ésta navaja? Started by Enzo1
8 Replies - 392 Views
25-06-2019, 13:25
Último mensaje: danicl12
  Shavette o navaja Started by estudio54
71 Replies - 4,826 Views
27-05-2019, 02:30
Último mensaje: knife
22-05-2019, 00:40
Último mensaje: Ramon_Caratejon
05-05-2019, 21:08
Último mensaje: eldenegro
  Navaja VK Fagus Started by VerdaKrajono
10 Replies - 672 Views
20-04-2019, 17:53
Último mensaje: Manuel.P
  fabricación de navaja Started by old spice
12 Replies - 720 Views
13-04-2019, 02:29
Último mensaje: Damascus
12-04-2019, 21:17
Último mensaje: sevilla512



Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)


Theme © iAndrew 2016 - Forum software by © MyBB