Bienvenido, Únete al foro? Registro  
El afeitado y la salud mental
#1

Buenas,

Querí­a comentaros algo que últimamente me pasa por la cabeza, y es que creo que he descubierto un motivo más por el que creo que estoy enganchado al afeitado a navaja.

Por motivos laborales y personales propios de un hombre a sus 30ytantos (recien nombrado padre de varias criaturas, en una situación profesional muy exigente en la que hay que dar el "do" de pecho, perdidas familiares recientes muy importantes, conflictos entre hermanos, y un largo etcétera) mi dí­a a dí­a se basa en hacer cambios de contexto continuos entre varios frentes, 10, 20, 30, no pudiendo concentrarse en ninguno más allá de unos minutos, y yo creo que el cerebro (al menos el mí­o) echa de menos algo de concentración, de foco. Ese pensamiento concentrado en una única cosa es llamado meditación por los más espirituales; a mi para denominarlo me gusta un témino inglés que se refiere a ello como "being present".

[Imagen: 86690840cf63df2bcf210722d600a04c.jpg]

Eso es una de las cosas que me da el afeitado a navaja. Desde que saco los aperos y comienzo el ritual, mi mente se vací­a de un montón de "items" y se concentra en conseguir una sola cosa: el mejor afeitado posible. Los sentidos se agudizan, el olfato captando los aromas, el tacto al estirar la piel, al sentir el acero frí­o, los ojos enfocados en unos pocos centí­metros cuadrados de la cara, y tu cerebro orquestándolo todo. Los problemas del trabajo, los niños, las penas, e incluso las alegrí­as desaparecen durante 30 minutos, en los que de verdad estás dedicado a una sola tarea. Para mi, un lujo. Me da igual lo que cuesten los jabones, las navajas, etc. Me proporcionan ese rato de salud mental.

Es por esto por lo que creo que inconscientemente cuento los minutos para el siguiente afeitado. Y por lo que me parece dormir mejor si me afeito justo antes de acostarme. Y por lo que creo disfrutar más cuando reduzco los pasos y materiales al mí­nimo, concentrandome más en la calidad que en la cantidad. "Lean", lo llaman en inglés.

Lo mismo se me ha ido un poco la cabeza con este hilo rollo "zen", no se. Por cierto, algún experto me puede explicar que es eso del "zen"?

No teneis vosotros una sensación parecida con el afeitado? Me estoy volviendo loco?

Saludos!
Responder
#2

Creo que todos necesitamos o deberí­amos tener algo que nos sirva para sujetarnos mentalmente y descontectarnos de los problemas diarios. Para mí­ el deporte siempre ha sido ese soporte, me ayuda a evadirme de todo y concentrarme únicamente en lo que estoy haciendo. El afeitado a navaja, o cualquier otro afeitado, por supuesto que también sirve, pero en mi caso, yo necesito una tranquilidad, que muchas veces no logro tener en ese momento y tampoco es cuestión echar a toda la familia de la casa, es más facil salir uno de allí­.
Responder
#3

No te estas volviendo loco... Comparto lo que comentas al igual que el compañero [MENTION=4002]Toninor[/MENTION] tiene toda la razón.
Responder
#4

Pues te comprendo perfectamente. En mi caso y gracias a Dios, no tengo ningún problema, pero si una lista casi interminable de obligaciones que no puedo dejar de atender los 7 dias de la semana y coincido contigo en que para mi el tema del afeitado me sirve para "desconectar" durante un rato y de ese modo liberar la mente. Todo lo anterior lo hago extensivo a este foro, en el cual he conocido a un monton de gente maravillosa que tambien hace que tenga uno la mente saneada.
Responder
#5

ídem, lo habéis dicho todo.

Me gusta el rato de paz interior del afeitado
Responder
#6

Yo al afeitado lo llamo yoga con espuma.
Incluso tengo prohibido que me interrumpan, a no ser que esté ardiendo la casa.
Responder
#7

Si te digo que acabo de venir del psiquiatra por un ataque de ansiedad que tuve hace un par de semanas y me ha recomendado deporte, yoga, reiki... Y al comentarle que desconecto y me relajo con el afeitado y participando en el foro me ha respondido: ¡No te dejes barba!....
Es una afición y es una afición sana e higiénica...
"No vivas dando tantas explicaciones, tus amigos no las necesitan, tus enemigos no las creen y los estúpidos no las entienden" ... Oscar Wilde
Responder
#8

Totalmente de acuerdo.
También estoy inmerso, además de en un trabajo absorbente en situaciones familiares entre hermanos y cuñados. En mi caso particular, no solo el afeitado, que también, pero toda situación que me permite estar solo, distraí­do con algo manual, que me libera la mente, me permite pensar en esos cientos de problemas que sabemos nos esperan al otro lado de la puerta del baño, del taller, y habitualmente, en ese corto espacio de tiempo que tan bien habéis descrito, suelo generar grandes ideas y soluciones a problemas que la noche anterior me tení­an cabreado o preocupado.
El afeitado he observado que tiene una gran ventaja frente al tallercito, y es que además de pensar, te estas viendo la cara en el espejo, y eso ayuda a pensar y a sincerarse con uno mismo. Frente al espejo, no hay escapatoria, y las ideas brotan solas.
Bueno, esto es lo que me pasa a mi:merio:
Responder
#9

Bienvenido al foro!!!
Haz lo que puedas, con lo que tengas, en donde estés...
Responder
#10

Iniciarme en el afeitado clásico me ha aportado lo mismo que comenta [MENTION=5585]mahouri[/MENTION].

Me levanto antes para poder afeitarme tranquilo y que no me interrumpan, poder concentrarme en el afeitado y prestarle toda la atención que puedo.

Aunque ahora, he conseguido afeitarme con más normalidad y puedo afeitarme tranquilo con tránsito en el baño, pero entonces no hay ni zen ni tu tí­a... y a los 5 minutos tienes que volver al baño a repasar una patilla, el labio o la barbilla que ha quedado sin cortar :facepalm: bueno... a contrapelo no puedo en estas situaciones.
Responder
#11

El afeitado clásico o como dicen los anglosajones "wet shaving" es un tipo de afeitado que en sí­ mismo es un ritual. Y como todo ritual, hay que estar a lo que se está, o tu cara sufrirá las consecuencias. Tiene su "tempo", por lo que no puedes realizarlo corriendo o con prisas, por el riesgo de cortes, irritación y mal apurado. Cada fase del afeitado es en sí­ un ritual, la preparación de la cara, la preparación de la espuma de afeitar, la aplicación de la espuma en la cara, el propio afeitado en sus distintas pasadas y la aplicación del AS. Y a parte, la preparación del material y su limpieza después. Y si te afeitas a navaja, está además el asentado pre y post afeitado, amén del uso de piedras y pastas que de vez en cuando te ves obligado a utilizar para el mantenimiento óptimo del filo.

Y para eso, tienes que estar tranquilo, en el baño, solo a ser posible, concentrado en lo que haces. Y es entonces cuando desconectas de todo y tu mente se concentra en la labor ( insisto, si no actúas así­, el riesgo de cortes aumenta). Cuando acabas con un apurado increible, y con un aroma delicioso encima ( pres, jabón o crema, AS, colonias) se te dispara la serotonina cerebral y te quedas en la gloria.

Creo que esto nos pasa a todos, seguimos el ritual y la recompensa sabemos cuál es, por eso es tan adictivo en algunos.
Responder
#12

Totalmente de acuerdo.


Aun siendo soltero, y viviendo solo, para mi el afeitado, es todo un ritual. Esos 20-30 minutos, son sagrados. Cuando me afeito, apago hasta el movil. Es mi momento. Y como ya he comentado, vivo solo. Aun asi, busco la maxima tranquilidad.


Pude darme cuenta, hace unas semanas. Por un evento familiar, tuve que pasar unos dias en casa de un pariente. Me muy facil, el ducharme y asearme, en el baño, con lista de espera.

Eso si, afeitarme, rodeado de guajes y familia, no. Me era imposible. Un poco mas, y me dejo barba.



En fin. Viva nuestro momento!! Viva el afeitado clasico!!
Que la Fuerza te acompañe
Responder
#13

Vinnylambretta escribió:El afeitado clásico o como dicen los anglosajones "wet shaving" es un tipo de afeitado que en sí­ mismo es un ritual. Y como todo ritual, hay que estar a lo que se está, o tu cara sufrirá las consecuencias. Tiene su "tempo", por lo que no puedes realizarlo corriendo o con prisas, por el riesgo de cortes, irritación y mal apurado. Cada fase del afeitado es en sí­ un ritual, la preparación de la cara, la preparación de la espuma de afeitar, la aplicación de la espuma en la cara, el propio afeitado en sus distintas pasadas y la aplicación del AS. Y a parte, la preparación del material y su limpieza después. Y si te afeitas a navaja, está además el asentado pre y post afeitado, amén del uso de piedras y pastas que de vez en cuando te ves obligado a utilizar para el mantenimiento óptimo del filo.

Y para eso, tienes que estar tranquilo, en el baño, solo a ser posible, concentrado en lo que haces. Y es entonces cuando desconectas de todo y tu mente se concentra en la labor ( insisto, si no actúas así­, el riesgo de cortes aumenta). Cuando acabas con un apurado increible, y con un aroma delicioso encima ( pres, jabón o crema, AS, colonias) se te dispara la serotonina cerebral y te quedas en la gloria.

Creo que esto nos pasa a todos, seguimos el ritual y la recompensa sabemos cuál es, por eso es tan adictivo en algunos.
Joder, SI!
Responder
#14

Pues hoy la Shavette me ha dado un buen toque de atención...

Disfruto mucho de afeitarme y el nivel de concentración que requiere, pero me habí­a hecho la idea de que con práctica deberí­a llegar a ser algo normal y tendrí­a que ser capaz de afeitarme afeitar tranquilamente aun con distracciones... Y creí­a que ya estaba en ese nivel salvo por afeitándome a contrapelo o pasando por algún punto como la barbilla que, aunque ya no me cortaba, si no presto mucha atención se aprecian luego diferencias de rasurado...

Total, que esta mañana pasando a favor con la cuchilla Feather Pro en su segundo dí­a de uso (practicamente nueva, pues le saco unos 15 afeitados), me ha pegado el peor corte de mi vida... no ha sido un corte, me he quitado una mini-rebanada de piel!... al mirar la navaja, entre la espuma acumulada y el filo sobresalí­a una tira de piel.. el corte, paralelo a la boca, casi tiene 1cm de largo y 2 milimetros de ancho!! Se aprecia perfectamente una figura geométrica de trapecio escaleno. Un desastre.... un colega del trabajo se ha partido el culo al verme :facepalm:

Bueno, no me enrollo más.... lección aprendida, ahora ya se porque existen las safety razors.
Responder
#15

Vinnylambretta escribió:El afeitado clásico o como dicen los anglosajones "wet shaving" es un tipo de afeitado que en sí­ mismo es un ritual. Y como todo ritual, hay que estar a lo que se está, o tu cara sufrirá las consecuencias. Tiene su "tempo", por lo que no puedes realizarlo corriendo o con prisas, por el riesgo de cortes, irritación y mal apurado. Cada fase del afeitado es en sí­ un ritual, la preparación de la cara, la preparación de la espuma de afeitar, la aplicación de la espuma en la cara, el propio afeitado en sus distintas pasadas y la aplicación del AS. Y a parte, la preparación del material y su limpieza después. Y si te afeitas a navaja, está además el asentado pre y post afeitado, amén del uso de piedras y pastas que de vez en cuando te ves obligado a utilizar para el mantenimiento óptimo del filo.

Y para eso, tienes que estar tranquilo, en el baño, solo a ser posible, concentrado en lo que haces. Y es entonces cuando desconectas de todo y tu mente se concentra en la labor ( insisto, si no actúas así­, el riesgo de cortes aumenta). Cuando acabas con un apurado increible, y con un aroma delicioso encima ( pres, jabón o crema, AS, colonias) se te dispara la serotonina cerebral y te quedas en la gloria.

Creo que esto nos pasa a todos, seguimos el ritual y la recompensa sabemos cuál es, por eso es tan adictivo en algunos.


Comparto totalmente tus palabras [MENTION=4026]Vinny[/MENTION]lambretta. A mi el afeitado clásico me aporta un equilibrio mental y todo está en ese ritual del que hablas. Es un momento no solo de higiene sino de reflexión, de concentración.
Responder
#16

En mi caso el afeitarme es un tiempo de relax, y disfrutó cada momento del mismo... Como no creí­ que fuera posible..
Vive lo incierto antes que lo previsible y como mí­nimo nunca te cansarás de estar vivo..

FM Aprendiendo a Restaurar y Tunear. :thumbsup:
Responder
#17

100% con tu pensamiento, afeitarse a navaja tiene un componente "Zen" sin dudas; yo soy ansioso e inquieto por naturaleza y me cuesta concentrarme, el afeitado diario a navaja me equilibra. Al rato de afeitarme estoy deseando que vuelva a crecer la barba para seguir desarrollando mi habilidad. No tiene precio el ausentarse del ruido durante unos minutos.

Dirí­a que el Zen es un estado mental de paz difí­cil de alcanzar y mucho más difí­cil de mantener.
Usuario antes conocido como "Jabonero"
Responder
#18

A mi me gusta afeitarme al levantarme, porque aprovecho el momento para meditar sobre que hacer a lo largo del dí­a. Estoy sólo y no me molesta nadie, porque aún están durmiendo, y consigo concentrarme. El tener una navaja o maquinilla en la mano me ayuda a concentrarme aún más. Es como si el hecho de pensar en afeitarme bien se transforma en otra serie de pensamientos que se van desarrollando de forma natural, hasta que finalmente se acaba la espuma.
Un saludo.
Responder


Posibles temas similares...
05-10-2015, 04:04
Último mensaje: jmnav
24-08-2015, 07:30
Último mensaje: dqwerty
18-02-2015, 21:32
Último mensaje: Petusco
27-03-2013, 21:17
Último mensaje: Áristos
16-01-2013, 12:51
Último mensaje: mustangt
01-11-2012, 00:19
Último mensaje: Nesidos
27-03-2012, 21:06
Último mensaje: teucro
01-02-2012, 02:19
Último mensaje: VerdaKrajono
11-01-2012, 00:18
Último mensaje: Diego C
29-12-2011, 10:58
Último mensaje: Indesio



Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)


Theme © iAndrew 2016 - Forum software by © MyBB