Bienvenido, Únete al foro? Registro  
"No es paí­s para pobres" -Viaje a Milán-.
#1

NO ES PAíS PARA POBRES

En el puente de la Constitución estuve en Milán, la capital de la Lombardí­a, la Italia Norte, “la Italia que trabaja” según dicen ellos; de fuerte influencia austriaca, de hecho la región también se denomina Sub Tirol.

La llegada se verifica a la ciudad de Bérgamo que esta situada a unos 40 Km de Milán. Luego me detendré en esta magnifica ciudad que está teniendo un resurgimiento a raí­z de que compañí­as aéreas como Ryanair, hayan elegido como destino de sus vuelos. Este aeropuerto es una alternativa "low-cost" a los aeropuertos internacionales de Milán: Malpensa y Linate

Hay quien piensa que Milán es una ciudad pobre en monumentos, comparada con otras ciudades italianas como Roma o Florencia, y es cierto, la comparación, si le ceñimos a esos parámetros, no se sostiene; Pero que decir de la belleza sin igual del Duomo –la Catedral de Milán- esa soberbia arquitectura que tanto por dentro con sus fulgurantes vidrieras; como por fuera, donde vista desde la plaza, nos provoca el vértigo de sus agujas que huyen hasta el cielo, objetivo y logro de la arquitectura gótica. La aristocrática galerí­a Vittorio Emanuelle III –como el Pasaje de Lodares de Albacete-. El cementerio de Milán, verdadero museo al aire libre, es otra visita que no conviene perderse. La suntuosidad de las obras escultóricas que lo pueblan es todo un alarde de la riqueza y cariño hací­a aquellos que se fueron; representando más bien la generosidad y el amor de los vivos; que la riqueza de los muertos. Y desde luego en Milán a la vista de la riqueza de las estelas, tumbas y panteones; no es barato morir –vivir tampoco-. La tercera visita imprescindible: el fresco de la Ultima Cena que pintó Leonardo Da Vinci en el Convento Dominico de Santa Marí­a Delle Grazie por encargo de Ludovico El Moro. No es un fresco al uso, como los de la Capilla Sixtina de Miguel íngel; es un mural ejecutado al temple y óleo sobre dos capas de preparación de yeso extendidas sobre enlucido. Mide 460 cm. de alto por 880 cm. de ancho. Si bien la pintura al fresco exige ejecutar la obra con mayor celeridad mientras ésta todaví­a no ha secado; la técnica de Leonardo ejecutada para La íšltima Cena, permite más sosiego en su desarrollo. El fresco en cuestión, ha sido puesto de moda recientemente por la obra de Dan Brown “El Código Da Vinci” best seller que ha vendido más de ochenta millones de ejemplares, y que habla de supuesto matrimonio de Santa Marí­a Magdalena con Jesús; sus descendientes habrí­an llegado a Francia, fundando la dinastí­a merovingia. Mismo argumento que utiliza mi querido Peter Berling en “Sangre de Reyes”. Sobre este último indicar que pese a reprobar -por mi parte- los juegos de azar; participé, activamente, en un concurso sobre conocimientos de la obra –“Sangre de Reyes”- cuyo premio era visitar con este orondo y cubierto -con sombrero- autor, los castillos cátaros del Sur de Francia ¡Lastima, no me tocó!. Bueno a lo que iba, que me pierdo en digresiones: quien quiera visitar “La íšltima Cena” de Leonardo, que saque las entradas con tiempo desde España: las visitas para conservar el fresco son muy estrictas: máximo 15 personas y 15 minutos de duración. Si la pagina Web de la Ultima Cena no lo permite; sacad un combinado de entradas de La última cena con la Capilla Bramante –no vale la pena en mí­ opinión esta última- pero así­ conseguiremos entrada para lo que queremos. Reseñar por último, el divertimento que provoca en un restaurante cercano al Convento de Santa Marí­a delle Grazie, el enjambre de turistas que sin tener sacada la entrada previamente pretenden, ver el fresco.

El personaje de la visita a Milán: Franco Lorenzi. Actualmente e inspirado en mi reciente afición por el afeitado clásico (brocha, jabón sólido o crema y navaja barbera). Buceé por Internet para observar algún establecimiento que fuera digno visita. Lo encontré: Giovanni Lorenzi En el número 9 de Ví­a Monte Napoleone . He de significar que posee un museo privado que enseña gratuitamente, previa cita. A la llegada nos encontramos con un pizpireto octogenario con una poblada barba blanca partida por la mitad que me recordó al emperador Maximiliano. Franco en un mezcla de italiano, inglés y algunas palabras de español, nos explicó todas la piezas de su museo que van desde lascas –supuestamente para afeitar la barba- de la época lacustre de los palafitos, hasta las últimas maquinillas de seguridad alemanas. Las alusiones a su “Papá” son constantes: “Franco –le decí­a- carece de mérito el trabajar o triunfar sobre algo que de por sí­ es valioso y reconocido; es muy notable el que algo que es “bajo o sucio” –se refiere al afeitado, depilación, corte del cabello etc.- hacer de ello, algo bello, sublime. Y que duda que Franco y su establecimiento lo consiguen. Ha escrito un libro sobre artí­culos de afeitado, al que alude sin ningún pretensión de venta por su parte. Se lo compramos, que menos ante tanta amabilidad, y te escribe una dedicatoria muy bonita, que no te permite leer mientras estás a su presencia, con un sensato razonamiento: ¡léalo cuando esté en España, Disfrutemos ahora de nuestra mutua compañí­a! Que ejemplo ante tanto SMS, WhatsApp y demás que hacen que no estemos, plenamente, ni con los que tenemos en nuestra presencia; ni los que están en ausencia. Hubo otro detalle que me llamó la atención: su indumentaria: chaqueta con dos botones de plata simétricamente situados en la parte superior, camisa blanca cerrada con un colgante metálico a estilo del Oeste americano, y la camisa con dibujos de flores o pájaros, no recuerdo bien. Al preguntarle por tan genuina y bonita vestimenta, nos dio una lección sobre la historia de Europa: nos dijo que su padre, su querido D. Giovanni, habí­a nacido Austriaco, dado que la parte Norte de Italia desde el fin de las guerras napoleónicas en 1815 hasta el final de la primera guerra mundial habí­a pertenecido a Austria, pasando a continuación a Italia. De hecho en determinadas poblaciones del Norte, se habla más alemán que italiano. Y los nostálgicos de aquel tiempo, llevan durante un mes al año, concretamente diciembre, el traje tirolés como recuerdo de aquel pasado que añoran. Hasta ahora, mi sentimiento sobre la unidad italiana, estaba ligado a las operas de Verdi, con esa Aida, los coros de esclavos del Nabucco, que se cantaban como auténticos himnos en pro de la reunificación italiana y constituí­a un valor absoluto; pero he ahí­, que no a todo el mundo le gustó y quieta, pací­ficamente, sin meterse con nadie, todos los meses de diciembre recuerdan su raí­ces germanas, con orgullo, y que mayor orgullo que vestirte con los atributos de lo que amas.

Concluyo para mis amigos del afeitado clásico: Milán más allá de comprar algún jabón o crema es mucho más caro que España, amen de que el IVA está de tipo general al 22%. Una navaja Bí¶ker Silver Steel cachas de carey de 6/8 de pulgada que en España se puede adquirir por 165€; allí­ cuesta 240€. Repito no es paí­s para pobres; pero vale la pena perderse por sus calles y exclusivas tiendas de moda.

Bérgamo: es un ciudad con dos partes diferenciadas: La ciudad alta y la ciudad baja. La alta que está sobre un promontorio y a la que es muy recomendable acceder utilizando un teleférico, es una ciudad medieval con numerosos baluartes y calles empedradas. Una visita para la que reservarí­a el ultimo dí­a, dado que el aeropuerto está muy cerca.

Por último, siempre he pensado que Italia nos llevaba años por delante a España en legislación. Me hizo está reflexión un destacado polí­tico socialista acerca de la posible imputación de Felipe González por el caso de los GAL. Me dijo que eso en España no podrí­a suceder; que si fuera Italia tal vez sí­ por su superior desarrollo democrático. Y tuvo razón. En otro orden de cosas y como experiencia personal: Roma 1991, tomamos “due capuchini” en un bar de la ciudad, pago y me dirijo a la puerta de salida sin recoger el ticket. Me llama a voces el camarero y me dice: que lo coja, que si hay un inspector de finanzas en la puerta: lo crujen. La sorpresa que querí­a contar es que me he encontrado que los perros pueden entrar a los restaurantes y demás establecimientos con el único requisito de que el animal esté bien educado y el dueño del establecimiento lo permita ¡Cuando nos queda por aprender en España, acerca del trato con nuestros “mejores amigos”¡ Pasar del prohibicionismo tercer mundista que ahora practicamos a una cultura de la libertad y el respeto ¡Pues a luchar por que cambien la Ley en España!
"Que lo que te afeite sea tu hoja; no Hacienda".
Responder
#2

Me ha encantado leerte compañero, todo un placer, pero he echado en falta algo de fotos de por ejemplo el Duomo, el Cementerio (he recurrido a google y me parece fascinante lo visto) y sobre todo del Museo y la peculiar vestimenta del Sr. Lorenzi.

Dan ganas de ir.
Responder
#3

Estupenda descripción,se ve que disfrutaste compañero.

Enviado desde mi LG-E400 usando Tapatalk 2
god shave the queen:afeitando:
Responder
#4

Gracias Peri.

Si luego en un privado me puedes decir que tengo que hacer para subir las fotos, te lo agradeceré. En este comentario no lo he hecho por puro desconocimiento -bueno también por falta de tiempo, aún no he descargado las fotos de la cámara. Pero vamos que fotos habrá, que para eso soy aficionado a la fotografí­a.


Un saludo.
"Que lo que te afeite sea tu hoja; no Hacienda".
Responder
#5

Todo un lujo leerte.
Gracias.
"Eppur si muove" Galileo Galilei.
Responder
#6

Muchas gracias por tu narración. Cada uno tiene sus propias experiencias y gustos, y me alegro de que a ti la visita a Milán te haya merecido la pena.

Pero en lo que debo discrepar es en el tema de la ventaja en cuanto a democracia y legislación de Italia con respecto a España. Viví­ en ese paí­s año y medio, he vivido en mis carnes su burocracia, he convivido con sus ciudadanos y visto sus sensaciones y reacciones. Si piensas que en tema de democracia y de justicia nos llevan adelanto pregúntales a ellos, te contarán cómo envidian el sistema polí­tico español. Si aquí­ hay corruptos, allí­ hay muuuchos más. Populistas y titiriteros que recuerdan a otros tiempos. Si aquí­ el clima polí­tico llega a ser caldeado y desagradable, en Italia directamente acaba siendo grosero, zafio y de una debilidad de ideas alarmante. Si aquí­ hay servicios públicos mejorables, allí­ lo son más (no quieras comparar por ejemplo los sistemas sanitarios porque serí­a de risa, sobre todo en ciertas regiones).

Y lo de González y los GAL, hablemos de las la imputaciones de Berlusconi... ¿Tú sabes la de veces que ese pájaro se ha escapado de la justicia por corruptelas? ¿Sabes los lamentos de gran parte de la ciudadaní­a italiana que, avergonzada, asistí­a a las fechorí­as de este tipo que era intocable? Yo lo sé, estudiaba y salí­a con ellos. Ha tenido que verse implicado en un asunto más delicado, de sexo con menores y tal para que, finalmente, hayan decidido que su grado de "impresentabilidad" era ya insostenible y le hayan condenado por fraude para relegarlo a un 2º plano. Y al final se decí­a que iban a conmutar la pena de 4 años de cárcel por una condena a trabajos sociales porque era demasiado mayor para entrar en prisión. Pero para hacer orgí­as con niñas de 17 años no estaba muy mayor el sinvergí¼enza. En España ha habido exministros en prisión mucho antes que eso.

De verdad, Italia para mí­ es el paí­s más bonito del mundo (España el 2º) por su arte, sus ciudades, su atmósfera... pero polí­tica e institucionalmente no cambio a España por Italia para nada. Es mi opinión :thumbsup:.

Un saludo.
Responder
#7

íristos escribió:Muchas gracias por tu narración. Cada uno tiene sus propias experiencias y gustos, y me alegro de que a ti la visita a Milán te haya merecido la pena.

Pero en lo que debo discrepar es en el tema de la ventaja en cuanto a democracia y legislación de Italia con respecto a España. Viví­ en ese paí­s año y medio, he vivido en mis carnes su burocracia, he convivido con sus ciudadanos y visto sus sensaciones y reacciones. Si piensas que en tema de democracia y de justicia nos llevan adelanto pregúntales a ellos, te contarán cómo envidian el sistema polí­tico español. Si aquí­ hay corruptos, allí­ hay muuuchos más. Populistas y titiriteros que recuerdan a otros tiempos. Si aquí­ el clima polí­tico llega a ser caldeado y desagradable, en Italia directamente acaba siendo grosero, zafio y de una debilidad de ideas alarmante. Si aquí­ hay servicios públicos mejorables, allí­ lo son más (no quieras comparar por ejemplo los sistemas sanitarios porque serí­a de risa, sobre todo en ciertas regiones).

Y lo de González y los GAL, hablemos de las la imputaciones de Berlusconi... ¿Tú sabes la de veces que ese pájaro se ha escapado de la justicia por corruptelas? ¿Sabes los lamentos de gran parte de la ciudadaní­a italiana que, avergonzada, asistí­a a las fechorí­as de este tipo que era intocable? Yo lo sé, estudiaba y salí­a con ellos. Ha tenido que verse implicado en un asunto más delicado, de sexo con menores y tal para que, finalmente, hayan decidido que su grado de "impresentabilidad" era ya insostenible y le hayan condenado por fraude para relegarlo a un 2º plano. Y al final se decí­a que iban a conmutar la pena de 4 años de cárcel por una condena a trabajos sociales porque era demasiado mayor para entrar en prisión. Pero para hacer orgí­as con niñas de 17 años no estaba muy mayor el sinvergí¼enza. En España ha habido exministros en prisión mucho antes que eso.

De verdad, Italia para mí­ es el paí­s más bonito del mundo (España el 2º) por su arte, sus ciudades, su atmósfera... pero polí­tica e institucionalmente no cambio a España por Italia para nada. Es mi opinión :thumbsup:.

Un saludo.
Gracias Aristos por tu comentario.

No pretendí­a pontificar sobre el tema; sino hilvanar una serie de ideas y recuerdos que se han agolpado en mí­ memoria acerca de Italia durante estos años. Y el ejemplo que citas de Berlusconi es claramente impresentable, se mire por donde se mire. El sistema sanitario español: el mejor del mundo; pero gente que ha ejercido negocios, como la hostelerí­a en España e Italia sucesivamente, dicen que allí­ el control de Hacienda en mucho mayor, de lo que razonan que el producto, necesariamente es más caro.

En definitiva, querí­a trasmitir -no sé si con acierto- que Italia es algo más que los estereotipos que circulan por aquí­.

Un saludo.
"Que lo que te afeite sea tu hoja; no Hacienda".
Responder
#8

Excelente disertación amigo, un placer leerte.ClapClapClap
Responder


Posibles temas similares...
28-11-2018, 12:20
Último mensaje: Belotiron
19-09-2018, 01:14
Último mensaje: BloCKeadO
17-09-2018, 15:07
Último mensaje: BloCKeadO
  Viaje a Oporto Started by adaras1971
14 Replies - 976 Views
30-08-2018, 07:19
Último mensaje: Bninho
  Viaje a Roma Started by Rasiermesser
6 Replies - 769 Views
23-07-2018, 19:00
Último mensaje: Rasiermesser
09-10-2017, 14:14
Último mensaje: juanchomartin
  Viaje a Munich Started by valdric
0 Replies - 445 Views
24-11-2016, 01:48
Último mensaje: valdric
15-03-2016, 20:04
Último mensaje: Moncho
  Viaje a Londres Started by txatxoduque
7 Replies - 934 Views
05-12-2015, 17:44
Último mensaje: Padrino bufalo
  Cupón para iHerb.com Started by bomarzo
4 Replies - 1,077 Views
14-11-2015, 02:15
Último mensaje: carlos74



Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)


Theme © iAndrew 2016 - Forum software by © MyBB